El día de

Pero cómo, ¿el amor no llega solo? ¿Tengo que salir a buscarlo? Casi un cuarto de siglo, nunca tuve un novio y todavía soy virgen. ¿Sigo esperando al indicado? Ya fue, pruebo con el próximo. Pero pará, ¿me pongo un cartel de led que diga Soy Virga o mejor que lo descubra? La víctima es un chico que conocí en un boliche, en el que chapamos e intercambiamos números de teléfono. El paso siguiente es coordinar una salida. Se llama Gonzalo. Su perfil lo describe fachero, estudioso, trabajador, viajado. Y amante de su propio reflejo. Las charlas se entre cortan, me aburro, mucho. No tenemos nada en común y en el humor hacemos agua. No magic, no birds ni panzas excitadas. Solo transpiración fría y nervios de principiante. Pero bueno, Amelia, a vos no hay poronga que te venga bien. A todos los platos les buscás el pelo. Si es bohemio, no porque vive en un cuchitril y andá a saber cuándo cambió las sábanas por última vez. Además, seguro coge sin forro porque es antisistema.

Volvamos a Gonzalo. Es la segunda vez que nos vemos. Hoy es la noche de. Para él, una puesta más y para mí, un estreno. Me pasa a buscar en auto por la casa de mis viejos. En el viaje no hablamos mucho y procuro no acotar boludeces producto de mi intolerancia a los baches sonoros. Pienso que vamos a cenar, pero no. El tipo para en un kiosco. Va a comprar chicles o cigarrillos o forros. Los forros ya los debe tener y no fuma. Unos minutos después, abre el auto y guarda dos cervezas Q de 750 cc que no recuerdo haber probado. ¿Me estás jodiendo? Me la quiere poner con dos birras Q. Tranquila, Amelia. Ya estás jugada. Vas camino a la desfloración. Llegamos a un edificio viejo ubicado en una calle angosta de Microcentro. Por lo menos, no vamos a un telo pedorrón en donde me cuestionaría el mismo asunto de la reposición de la blanquería. ¿Sos joda? Es el despacho de tu viejo. Una oficina con olor a cartón rancio. Un escritorio maltrecho, unos cuadritos honoríficos, papeles y más papeles. Un sillón de cuero marrón con un resorte dispuesto a romperme el culo. ¿Qué hacés acá, Amelia? Vas a garchar en presencia de la ley. Un habeas corpus para mí, por favor. Le tendría que haber anticipado mi condición V, capaz hubiera considerado un bulo más acogedor, supongo. ¿Qué hago ahora? ¿Me pongo en bolas? No bueno, él me saca la ropa y yo le desabrocho lo que tenga más a mano. Ahí estamos, como vinimos al mundo. Yo, cagada de frío y rígida como jamón curado. Nos besamos y nos acariciamos un poco mientras el me va llevando hasta el sillón desvirgador. Yo calculo el ángulo de apertura de gambas y voy notando cómo se resisten en defensa de mi acceso principal. Relajate, Amelia. El tipo va a entrar con la topadora en cualquier momento. No, esperá un poco, Gonza. Y en un tono casi inaudible, le vomito la verdad. Fue como tirarlo en agua helada para cortarle la cocción. Recalcula uno segundos, me dice algo que suena parecido a esto no te va a doler y retoma su labor. Luego de varios intentos forzosos, damos por concluida la cita y me devuelve a mi casa paterna, a mi entender, semi desvirgada. Gonzalo no hubiera podido encontrarme el punto justo. Yo ni siquiera sabía qué corte me gustaba y menos, mi punto de cocción. Pero por algo, se empieza.

7 comentarios en “El día de”

  1. Entretenido..gracioso y los suficientemente descriptivo para imaginar perfectamente la situación..me gusta.
    (Ojo no me pongo en papel de crítico simplemente comento mi parecer).

  2. Dos noches yendo a “El cuchi” lamentablemente sin poder encontrarte.. Aprovecho mi cercanía al lugar y la uso como mera excusa para saciar una inexplicable inquietud de conocerte.. Quizá una noche de estas se pueda dar.. Saludos.

  3. Hola..estuve el martes pasado y el anterior… Si vivo Rivadavia y Oroño.
    No conocía el lugar..me gusto mucho..fui solo asi que tome algo y salí al rato, nada mas que eso..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s